Liderazgo humano estratégico en tu negocio

Los líderes han tenido que sortear grandes eventos durante los últimos años, algunos de los cuales derivaron en la toma de decisiones trascendentales para la supervivencia de sus negocios y emprendimientos.

Estamos iniciando el año 2022, ya hemos pasado la experiencia de enfrentar incertidumbre y volatilidad en toda clase de escenarios, económicos, sociales, de salud y gestión emocional de los miembros de nuestras empresas; con estas situaciones, los líderes deben estar dispuestos a establecer sus procesos internos de gestión ejecutiva, considerando todos los aspectos mencionados con anterioridad, tomando al ser humano como un factor indispensable para el éxito de cada uno de nuestras áreas de trabajo.

Los últimos estudios neurocientíficos demuestran que existen situaciones externas que han vuelto complejas las relaciones internas de una organización, es decir, todos y cada uno de los ejecutivos, mandos medios y colaboradores de base, viven bajo grandes presiones y expectativas personales y profesionales; que los ha llevado incluso a padecer consecuencias en su salud física y emocional a causa del estrés, la incertidumbre y otros factores que afectan su rendimiento y productividad.

Liderando con estrategia, liderando con humanidad
La estrategia es un camino por seguir, bien planificado, estudiado y ejecutado con base en procesos internos bien definidos; un líder sin estrategia está perdido y nublará su visión en los objetivos y productividad deseada. (Cabe aclarar que, por su complejidad e importancia, el tema de diseño de estrategia será descrito a profundidad en un artículo próximo de esta revista).

Es este el momento, en el cual, el capital humano nos dará el factor de marca distintivo de nuestra empresa, ya sea por servicio al cliente interno y externo, por eficiencia en tiempos de entrega, por actitud ante la resolución de conflictos e innovación de productos o servicios; así mismo, generará fidelidad y compromiso entre los miembros si encuentran reconocimiento y satisfacción por sus actividades profesionales realizadas.

Con los avances en conocimientos neurocientíficos enfocados al liderazgo, reconocemos que debemos impul- sar nuestros esfuerzos en el mejoramiento del cerebro de todos los integrantes de una organización y la importancia del ser humano como un ser integral, con esta información, hemos diseñados programas de liderazgo humano estratégico basados en los siguientes puntos:


1. Aspectos nutricionales, una dieta saludable, mejora los periodos de concentración para una ejecución de trabajo más eficiente y enfocado, establecer programas apoyados por expertos, que reconozcan los alimentos que mejoren funciones específicas de cada uno de los colaboradores, propiciando beneficios en su salud física y mental; se sentirán apreciados y con un aliciente de salario emocional creando incluso, fidelidad y compromiso en la organización.

2. Un cerebro hidratado impacta directamente en el mejor funcionamiento de las diferentes regiones cerebrales que activan la función ejecutiva y toma de decisiones; promueve la ingesta mínima de dos litros de agua natural al día a través de dispensarios gratuitos en diferentes espacios de la empresa.

3. Establecer programas que incluyan pausas activas y recesos durante la jornada laboral. Un cerebro requiere de unos momentos de descanso para refrescarse y retomar las actividades profesionales, una pequeña caminata al aire libre, un ejercicio de respiración de tres minutos, una meditación corta nos ofrece grandes beneficios; siempre recomiendo considerar 50 minutos de trabajo continuo y enfocado, por 10 minutos de descanso, verás los resultados en creatividad, enfoque y concentración que puedes conseguir.


4. La descarga de dopamina generada por el ejercicio físico nos permite sacar de nuestro el cuerpo el estrés y la ansiedad. La dopamina es considerada como un neurotransmisor que libera felicidad en nuestro cuerpo. De ahí la importancia de implementar momentos y espacios determinados para que cada uno de nuestros colaboradores pueda iniciar un programa de acondicionamiento físico a cargo de la empresa y avalado por profesionales en el tema.

5. Fomentar las relaciones humanas, somos seres sociales por naturaleza, es por esto que debemos estar en contacto con nuestros pares con inteligencia conversacional y emocional, aceptando que cada individuo tiene cualidades, personalidades, y opiniones diferentes a las nuestras.

Hablar de liderazgo humano estratégico es considerar todos aquellos aspectos indispensables para que el potencial integral de cada uno de los miembros de nuestros equipos de trabajo rinda al máximo, ya quedaron atrás aquellos momentos donde la ejecución de las actividades profesionales debía llevarse a cabo de manera eficiente, sin tomar en cuenta el costo en la salud física y emocional de los colaboradores.

Ahora, es momento de que todos los engranajes que participan dentro de una organización colaboren de manera eficiente, ordenada, bien gestionada, pero sobre todo ejecutada con un líder a cargo, un líder con humanidad y estrategia, que reconozca al gran ser humano que tiene en cada uno de los integrantes de sus equipos de trabajo.

La visión del líder ha cambiado, la función del líder ha evolucionado a través del conocimiento de liderazgo humano estratégico.

¿Estas preparado?